jueves, 19 de enero de 2012

ROBERTO SOLDADO:"ESCUCHO CON ATENCIÓN CADA LISTA DE DEL BOSQUE"

 

Todo el mundo habla de Roberto Soldado, de sus goles y de la Selección...

En el fútbol suele ser bueno que se hable de uno y más aún si encima es de forma positiva. Es como una recompensa.

Es obvio que 2011 ha sido su mejor año, sus goles lo avalan. ¿Pero hay algún por qué?

Lo primero es porque el equipo ha funcionado bien. El Valencia tiene ahora más la posesión y eso genera más ocasiones. Y gracias a Dios he estado en racha y con buena definición. También es clave que hoy corro como nunca en defensa.

¿Explíquese?

El trabajo de equipo nos hace más fuertes, al correr en defensa estoy más cerca de mis compañeros y participo más en el juego. Sigue habiendo muchos partidos en los que creo estar en una isla, yo solo, y eso es culpa mía, no del equipo. Si estoy más cerca de mis compañeros tengo más espacios, porque me alejo de los contrarios y con ello puedo ganarles la espalda, que es uno de mis fuertes. Pero tengo aún mucho por mejorar y margen.

Cada 3,9 disparos, gol.

Es sólo un dato y una cuestión de rachas. Si me quedo con eso, malo, porque debo exigirme más, necesitar sólo dos disparos, porque no siempre tendré tres en un partido.

Un domingo cualquiera, por ejemplo el del partido contra el Málaga. El Valencia gana gracias a dos goles suyos y Mestalla le reclama para la Roja. ¿Usted llega a casa y en qué piensa?

En lo bonita que es mi profesión cuando las cosas te salen bien. En que has cumplido con tu trabajo. Que gane tu equipo y además hagas gol lo es todo para un delantero. Mi familia es la que más agradece esos días, porque cuando el trabajo te sale bien tu carácter cambia para bien. ¿Pero en qué pienso? En nada, cuando ganamos desconecto con mi mujer e hijos y ése no pensar en la felicidad vivida es lo que me ayuda a tener los pies en el suelo.

¿Y cuando pierde?

Entonces sí le doy muchas vueltas al partido, pienso en momentos puntuales, en errores cometidos...

Antes de hablar de la Selección hagámoslo de su trayectoria, ¿ha encontrado en el Valencia su lugar ideal?

Sin duda. Atravieso por mi mejor momento y es gracias a estar en el Valencia. Tengo un cuerpo técnico que confía en mí y unos compañeros con una calidad tremenda, hemos mejorado del año pasado. Que me eligieran como uno de los capitanes es un orgullo y un motivo para exigirme más.

¿Qué le costó más: tomar la decisión de irse con 15 años a Madrid o asumir que tenía que salir del Real Madrid?

Muchísimo más irme tan joven, sin duda, no hay comparación. Es un paso complicado para cualquier niño. Es la decisión más difícil que he tomado. Pero saber que no se acaba la vida en el Madrid es algo de lo que te vas dando cuenta cuanto más cerca estas del primer equipo. Si no es por una cosa es por otra pero notas que se van cerrando las puertas y en mi caso la gente que siempre he tenido cerca me hizo ver la realidad. Cuando tuve que salir a Osasuna me fui con la cabeza alta y sabiendo que no era un paso atrás sino adelante.

De su generación son Negredo, Borja Valero, Jurado, Filipe Luis... sólo Arbeloa (tras irse a Liverpool) y Granero (Getafe) están hoy en el Madrid...

Era una época en la que en el Castilla había grandísimos futbolistas, un equipazo. Pero la filosofía del club era invertir en estrellas y en jóvenes promesas de otros países más que apostar por la cantera, pero a todos nos ha ido bien.

Antes hablaba de cuál ha sido su decisión más difícil, ¿y la más acertada?

Fichar por el Valencia. Había interés de otros equipos, pero en cuanto supe que el Valencia me quería, le dije a Toldrá Consulting que pusiera todas las facilidades para venir aquí.

¿Qué ha aprendido de cada uno de sus entrenadores?

De todos mucho. Al final te das cuenta de que depende de la madurez de uno mismo, porque no asimilas igual una indicación con 18 años que con 25. Ahora estoy en una fase en la que no me relajo para nada.

¿Cuándo fue la última vez que habló con Del Bosque?

Pues no sé los años que tenía pero al poco de llegar al Real Madrid, con 15 años.

¡De eso hace once!

Sí, cuando fiché, luego no he vuelto a coincidir.

Difícil por lo tanto que haya algo personal en la decisión de no llamarle para la Roja...

(Ríe) Es que no lo hay. Es una decisión suya con criterio deportivo y mi obligación es hacerle cambiar de opinión

¿Cómo lo lleva? Digo lo de no haber sido aún convocado.

Con tranquilidad. Tengo mucha ilusión por ir, pero la conciencia la tengo tranquila en el sentido de que estoy trabajando bien en el Valencia, que es mi obligación, y ya no depende de mí. La Selección es un premio y si llega, bienvenida.

¿Escucha a Del Bosque cuando da la lista?

Por supuesto que estoy pendiente. Se habla mucho de mí y uno piensa que lo tienes más cerca. Escucho con atención cada vez que la da.

¿Y lo entiende?

Claro. Sé que tengo mucha competencia y los compañeros que van es porque han hecho también méritos para estar. Ojalá me llegue la oportunidad pero sé que España tiene buenos delanteros.

Tuvieron en el Valencia un buen detalle con el Guaje...

Qué menos que estar a su lado en un momento difícil como éste. El Guaje es una persona a la que se le tiene mucho cariño en el Valencia, lo conozco personalmente y se lo merece.

Su lesión le abre un poco más la puerta...

La Selección sería un premio a mi trabajo en el Valencia... y ojalá esté con el Guaje.

Si obvio era que 2011 ha sido su mejor año, evidente es su deseo para 2012.

En lo profesional tengo dos: espero poder celebrar más goles con el Valencia que en 2011 y ojalá pueda jugar la Eurocopa. Pero sin el primero... difícil cumplir el segundo.
FUENTE:AS.COM

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

¿QUE TE PARECE? ¡Opina!