martes, 5 de noviembre de 2013

Este explorador se tuvo que comer a su propio perro para sobrevivir

Su nombre es Marco Lavoie, es un explorador canadiense el cual se vio obligado a hacer algo que seguramente poca gente más sería capaz de hacer, y es que tuvo que comerse a su perro para poder sobrevivir durante 3 meses después de que un oso destrozara el campamento que el hombre había montado para su expedición en solitario.
Tiene 44 años y se vio forzado a sacrificar a su Pastor Alemán el cual poseía desde que era cachorro en un acto de desesperación para poder seguir con vida, “Él sobrevivió gracias a que tomó buenas decisiones. Comerse a su perro fue una de ellas” explica un experto el animales, Andre Francois Bourbeau.
“Debes estar desesperado, pero no se debe sentir pena por hacerlo. Tuvo que usar la razón”.
Un instructor en supervivencia afirma que “ahí, en territorio canadiense, hay escases de plantas comestibles, por lo que Marco hubiera muerto lentamente hasta el momento en que fue localizado”, “Es un hecho sorprendente que haya logrado mantenerse con vida tanto tiempo con tan poco equipo”.
La familia denunció su desaparición, y cuando fue hallado había perdido la mitad de su peso y tenia hipotermia, ahora se encuentra en estado grave en el hospital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿QUE TE PARECE? ¡Opina!